19 de setembre de 2011

    El propósito de este documento es orientar la actuación de las enfermeras y enfermeros que son portadores de estos virus, concretamente del virus de la inmunodeficiencia adquirida y del virus de la hepatitis B o C. El objetivo es, pues, mejorar la protección de la salud de los pacientes atendidos por enfermeras potencialmente portadoras, mediante la reducción del riesgo de transmisión de infecciones desde los profesionales y, también, salvaguardar los derechos de las mismas enfermeras cuando son infectadas por algunos de estos agentes biológicos, evitándoles cualquier exclusión innecesaria de su actividad profesional.